¿Cómo funciona un camión?

Funcionamiento de un camión

Si quieres saber como se mueve y funcionan las distintas partes de un camión aquí estamos para calmar tu curiosidad científica y tecnológica. Sin duda estás potentes máquinas diseñadas para aguantar largos trayectos de cientos e incluso miles de kilómetros son una gran creación de varias ramas de la ingeniería unidas para crear un vehículo tan necesario para la logística y la sociedad en general.

Pero…. ¿Cómo funcionan los camiones para poder llevar a cabo todas esas tareas con la fiabilidad que necesitan las operaciones de carga y transporte de mercancías? Pues la respuesta rápida es: quemando mucho combustible.

Los camiones tienen potentes motores diésel con mucha potencia, pero sobre todo con mucho par de torsión. Esto les permite desplazar grandes cargamentos con mucha facilidad. La razón por la que usan motores diésel y no gasolina en los camiones es debido a que este tipo de motores son mucho más robustos y pueden hacer más kilómetros antes de romperse. Además, los motores diésel tienen un consumo más reducido y son capaces de proporcionar más par a bajas revoluciones que los motores gasolina. Haz click aquí si quieres aprender más acerca del diseño y de las partes de las que se compone un camión

Al fin y al cabo un camión es una máquina parecida a un coche pero a lo bestia. Además tienen varias ayudas a la conducción que hacen más fácil y segura a las personas que los conducen y al resto de usuarios de la vía pública. También los camiones incorporan un sistema hidraúlico/neumático que controla varias partes funcionales del vehículo (es por eso que a veces escuchas el típico Tss… cuando pasas al lado de un camión).

Los camiones pueden incorporar motores eléctricos o generadores extras para llevar a cabo alguna tarea secundaria como puede ser elevar una grúa o mover una cuba. Si quieres conocer más detalles acerca del funcionamiento de un tipo de camión en concreto te aconsejamos que sigas leyendo para obtener la información que necesites (también puedes ir directamente al índice superior y hacer click en lo que buscas).

¿A cuanta velocidad puede ir un camión?

Los camiones son máquinas que están pensadas para llevar a cabo la tarea de transportar una gran carga y por tanto no están pensados para circular a altas velocidades. Sus motores y cajas de cambios están diseñadas para dar prioridad a la fuerza y la potencia en lugar de a la velocidad. Sea como sea, en Europa los camiones están limitados electrónicamente a 90 km/h. Esto significa que una vez que alcanzan esa cifra, el vehículo no seguirá acelerando aunque se pise al máximo el acelerador ya que se corta la inyección de combustible al motor de la máquina. Esto se hace por motivos de seguridad vial.

¿Cuánto consume un camión?

Como esta pregunta deja muchos cabos sueltos vamos a poner una situación controlada para que sea más fácil de responder.

Vamos a pensar en un camión con semirremolque de tamaño medio que realiza un recorrido por autopista a una velocidad media cercana a 80-90 km/h y con carga. En ese caso el consumo del camión podría oscilar entre los 30 y 50 litros de diésel por cada 100 kilómetros recorridos. Es un intervalo muy grandes debido a que depende de otros muchos factores como la orografía del terreno o el estilo de conducción.

Si estás muy interesado o interesada en este tema te recomendamos que visites las páginas oficiales de las principales marcas de camiones y consultes sus datos de homologación de consumos así como las condiciones en las que se han realizado esos ensayos.

¿Cómo funciona un camión eléctrico?

camiones electricos a bateria

El concepto de un camión eléctrico a batería es homólogo al de un coche eléctrico solo que a una mayor escala. El camión esta provisto de uno o más motores eléctricos que son más pequeños, potentes y eficientes que los motores de combustión alimentados por una corriente eléctrica.

Esta electricidad es proporcionada por una batería (o banco de condensadores) en la que se almacena tras haber pasado un determinado período de tiempo conectado a la red eléctrica.

Estos dos componentes principales son mucho más grandes (o igual en tamaño pero mayores en numero) que los usados en coches debido al mayor peso y potencias necesarias en los camiones eléctricos. La principal desventaja de estos camiones es la misma que tienen actualmente los coches eléctricos: la tecnología de las baterías.

Las baterías son muy pesadas y costosas, haciendo a los camiones eléctricos peores dinámicamente y más caros. Esto se está solucionando con baterías con mejores celdas que son capaces de almacenar más kWh (unidad de energía) por cada kilo de peso, siendo necesario un menor tamaño de batería y por tanto menos coste y peso.

Por otra parte las baterías sufren degradación y hay que tener cuidado con las cargas y descargas bruscas, ya que pueden reducir drásticamente su vida útil.

Por último, la tecnología de recarga actual no es lo suficientemente potente como para conseguir tiempos de recarga que sea competitivos con los repostajes de un camión de gasolina.

En los últimos años (y sobre todo con el auge del coche eléctrico) la tecnología de baterías ha dado un salto exponencial y eso ha paliado los efectos negativos que hemos comentado anteriormente. Esta tendencia de mejora seguirá por el mismo camino durante los próximos años y quién sabe cuando los camiones eléctrico en masa serán una realidad que hará nuestro planeta un lugar más limpio y mejor para vivir.

¿Cómo funciona un camión de hidrógeno (H2)?

Un camión de hidrógeno es bastante parecido a un camión eléctrico ya que cuenta con uno o varios motores eléctricos que proporcionan el movimiento necesario para hacer girar las ruedas. La principal diferencia es de dónde consiguen esos motores la electricidad para poder funcionar.

Como comentábamos anteriormente, los camiones eléctrico tienen baterías de gran capacidad que almacenan energía eléctrica tras haber sido enchufados durante un tiempo a una toma de corriente. En cambio, los camiones de hidrógeno obtienen la energía mediante un proceso conocido como hidrólisis.

La hidrólisis es un proceso electroquímico en el que el hidrógeno, que está almacenado en un tanque dentro de el camión (como ocurre con el gasoil en un camión convencional de combustión) reacciona con el oxígeno absorbido del aire para producir agua como producto. Ya se que esto puede parecer algo confuso, pero lo importante es que durante el transcurso de esta reacción se produce una corriente de electrones que mueve los motores eléctricos.

Este camión echaría por el tubo de escape vapor de agua, un gas totalmente inocuo para las personas y el medio ambiente. Los camiones de hidrógeno tendría que parar en hidrolineras para repostar H2 al igual que se hace actualmente con los coches de gasolina por ejemplo. Este proceso de carga permite que el camión esté listo para viajar otros cientos de kilómetros en muy poco tiempo.

La principal desventaja de los camiones de hidrógeno es la obtención de dicho combustible. Actualmente se requieren grandes cantidades de energía para poder fabricar H2 y si esa energía no proviene de una fuente limpia se contamina al medio aunque el camión no emita gases nocivos por su tubo de escape.

Camión eléctrico vs camión de hidrógeno

Como ya has visto, un camión de hidrógeno no es más que un camión eléctrico que obtiene la energía de la hidrólisis en lugar de una batería.

Una vez que hemos desglosado su funcionamiento, vamos a dar nuestra opinión de un posible futuro para estas tecnologías en los camiones de carga.

En un medio plazo es posible que se reserve la tecnología de hidrógeno para los camiones de gran tonelaje y que hagan rutas de muchos kilómetros. Esto se debe a que no sería necesario montar baterías tan grandes y eso ayudaría al camión para temas regulatorios y de consumo. Además el repostaje sería muy rápido y cómodo, es decir, perfecto para una parada rápida en medio de un largo trayecto.

En cambio, nosotros vemos a los camiones eléctricos a baterías como una gran alternativa a los pequeños camiones de reparto (o para rutas entre pueblos cercanos) con motor de combustión. Estos camiones se desenvolverían muy bien en ciudad gracias a la aceleración que les proporcionaría un motor eléctrico y podrían conectarse a la red para repostar electrones en cada parada de la ruta de reparto. El hecho de trabajar a bajas velocidades aumenta la vida útil de la batería y disminuye el consumo global del camión.

Como ves, no son tecnologías contradictorias y es posible que convivan una con la otra. Aún así, si se consigue avanzar en alguna de las dos ramas es posible que uno de los dos modelos se imponga sobre el otro. De momento todo apunta que los vehículos a baterías serán usados en el día a día de las personas (como coches y motos eléctricos) y los de hidrógeno para grandes cargas como camiones o buques mercantes.

¿Cómo funciona un camión hormigonera?

El correcto funcionamiento de un camión hormigonera es vital para la industria de la construcción y ha permitido edificar en sitios alejados a las zonas en las que se produce el hormigón

Estos camiones son cargados con los componentes del hormigón (agua, áridos, yeso y grava) y gracias al movimiento del tambor se van mezclando hasta llegar al destino. El movimiento giratorio continuo de las cubas de los camiones hormigonera evita que el hormigón se seque antes de lo esperado y permite transportarlo varios kilómetros.

Los tambores de estos camiones no son completamente huecos ya que cuentan con traviesas de metal que aportan rigidez estructural además de ayudar al hormigón a mezclarse de manera homogénea (lo que es muy importante para la construcción de estructuras.

Una vez que la hormigonera ha llegado al destino se descarga el hormigón mediante una especie de «tobogán» que puede estar accionado mediante un mecanismo hidráulico o manualmente. Además, tras usarse estos camiones tienen que ser lavados por dentro para retirar los residuos de los productos que han contenido en su interior. Así se evita la contaminación del siguiente cargamento, asegurando una buena calidad del hormigón.

La manera en la que funciona el tambor de una hormigonera es mediante la energía mecánica que le aporta el propio motor de combustión que también mueve las ruedas del camión. Este motor cuenta con una derivación (mediante ejes y un sistema de transmisión de potencia) que produce el movimiento de la cuba. Hay que tener en cuenta que estos camiones deben ser lo suficientemente potentes como para poder desplazarse a sí mismo y a la gran carga que llevan a la vez que hacen rotar el tambor y todo el contenido de su interior.

¿Te gustaría sentirte como el conductor de una hormigonera? Puedes echar un ojo a estas hormigoneras de juguete o a estas hormigoneras RC

¿Cómo funciona un camión grúa?

Los camiones grúa cumplen la necesidad de ser grúas portátiles. Su normalmente es para cargas individuales o de pocas unidades, en las que no hace falta y sería muy laborioso poner una grúa fija.

Estos camiones cuando van por la carretera no son muy diferentes a los camiones más comunes (aunque puede que las grúas tengan más ruedas y mejores capacidades todoterreno) ya que simplemente se desplazan a su destino gracias al empuje de un motor. La única diferencia es que a la hora de girar es posible que más de un conjunto rote para así obtener una mayor maniobrabilidad y de esa manera poder mover con facilidad sus toneladas de carga.

Una vez que un camión grúa ha llegado a su destino, despliega los estabilizadores laterales que son utilizados para evitar que el camión vuelque mientras realiza el trabajo y alza la pluma, que es como se le llama al brazo de la grúa.

Como durante este proceso el camión está parado, toda la potencia del motor se transmite al circuito hidraúlico, que es el que se encarga de mover la brazo telescópico y el cabestrante que recoge la cuerda. Este grupo hidraúlico está formado por una bomba y unos actuadores preparados para trabajar a grandes presiones debido a la gran fuerza que requieren estos vehículos para levantar pesadas cargas.

Una vez que el camión grúa ha terminado su trabajo, realiza el proceso inverso y recoge la pluma para ir a su siguiente destino.

como funciona un camión grua

¿Te gustaría sentirte como el conductor de un camión grúa? Puedes echar un ojo a estas grúas teledirigidas.

¿Cómo funciona un camión de basura?

Al igual que todo camión, los camiones de basura cuentan con un motor diésel que los ayuda a moverse y a transportar pesadas cargas. De todas formas, en un camión de basura lo más importante es el conjunto hidraúlico que ayuda a comprimir la basura y levantar los contenedores.

Los camiones de basura necesitan compactar la basura que recogen para así acumular una mayor cantidad de desperdicios y ser más eficientes en su trabajo. Este proceso de compactación no sería posible sin la existencia de ese potente sistema hidráulico (que es alimentado por el motor de combustión) que acciona la prensa. Este sistema suele estar formado por una o más bombas que generan la presión sufciente para compactar los residuos. Esta presión se transmite a unos actuadores hidraúlicos que se encargan de hacer fuerza en contra del contenido del contenedor.

¿Te gustaría sentir la sensación de controlar uno de estos camiones? Puedes echar un ojo a estos camiones de basura de juguete o a estos camiones de basura RC

Los camiones de basura especializados en el reciclado suelen tener una grúa que eleva los contenedores para disponer cada tipo de residuo dentro de su compartimento específico. El funcionamiento de estos es parecido al comentado anteriormente en los camiones grúa

Estos camiones deben combinar un sistema de aceite (hidraúlico) que mueva la grúa junto con otro que ejerza la presión suficiente para poder compactar la basura

Aunque estos camiones ayudan a reciclar, es cierto que el hecho de que cuenten con motores de combustión interna hace que no sean tan ecológicos. Además, al circular casi todo el tiempo en ciudad, las partículas nocivas que salen del tubo de escape pueden causar daños a los habitantes de la zona.

Es por eso que creemos que electrificar estos camiones sería una fantástica idea. Aunque sería necesaria una batería de mucha capacidad para poder mover el camión a la vez que compactar la basura y utilizar la grúa.

¿Cómo funciona un camión cuba/volquete?

Los volquetes son camiones diseñados para cargar con una gran cantidad de arena, escombros o materiales de construcción y poder descargarlos de manera automática mediante la elevación de una cuba (de ahí viene la palabra volquete).

Al igual que ocurría con las grúas y con los camiones de basura, los volquete utilizan potentes sistemas hidráulicos que transfieren potencia al cilindro que eleva la cuba. El hecho por el que se usan sistemas hidráulicos es debido a que son capaces de transmitir una gran cantidad de potencia de con un tamaño relativamente contenido. Aunque de estos tres, los volquetes son los que más carga pueden llegar a transportar.

Además, los camiones especializados en minería cuentan con sistemas de tracción todo terreno que los ayudan en terrenos difíciles. Sin duda, uno de nuestros camiones favoritos

¿Te gustaría sentirte como el conductor de un volquete? Puedes echar un ojo a estas volquetes de juguete o a estos volquetes radio control.

¿Cómo funciona un camión frigorífico?

Los camiones frigoríficos utilizan un sistema muy parecido al que tienes la nevera o el congelador de tu casa solo que a una escala mucho más grande. En el caso de los camiones frigoríficos, estos cuentan con un gran aislamiento que reduce las pérdidas energéticas y optimizan la eficiencia. Los sistemas de enfriamiento son semejantes a los usados en las cámaras de refrigeración industriales de gran potencia. El funcionamiento correcto de una camión frigorífico es vital para poder conservar los alimentos en buen estado hasta su punto de venta y para controlar las denominadas cadenas de frío.

Estos sistemas se componen de un compresor junto con un evaporador que mediante el intercambio de calor con un fluido consiguen extraer el calor de dentro de la cámara y lo expulsan al exterior. Si quieres más información técnica acerca de esto puedes la hoja técnica de tu propio frigorífico, ya que los camiones tienen el mismo sistema pero a una escala mucho más grande.

¿Alguna vez te has preguntado por que todos los camiones frigoríficos suelen ser blanco? Eso se debe a que el coeficiente absorción que tiene la pintura blanca es mucho menor que el de la negra, haciendo que el calor transmitido al interior del camión sea menor y por tanto haciéndolos más eficientes.

Como ya te podrías imaginar, este sistema también se alimenta de la energía que aporta el motor de combustión.

¿Cómo funciona un camión cisterna?

como funciona un camion cisterna

Debemos distinguir los camiones cisterna que transportan combustibles tales como diésel, gasolina o gases licuados (Para transportar combustible es necesario quemar combustible) con los que pueden llevar agua o alimentos líquidos.

Normalmente es más común ver camiones cisterna que transportan hidrocarburos y combustibles. En el caso en que sean gases que estén en estado líquido, es necesaria una gran presión dentro de la cisterna para mantenerlos así y que no se evaporen.

¿Sabes por que las cisternas suelen tener un forma cilíndrica? Pues es porque la forma redondeada que tienen los camiones cisterna ayuda a repartir equitativamente la presión del líquido que se encuentre en el interior del camión y evita accidentes o deformaciones del contenedor.

¿Los camiones cisterna llevan gases? La respuesta es que normalmente no, ya que los elementos que usamos en estado de gas en la industria suelen transportarse de forma líquida. Esto se debe a que los gases ocupan mucho más espacio y no sería rentable utilizar un camión para llevarlos de un lugar a otro de una forma tan poco eficiente.

¿Cómo funciona un tráiler?

Los camiones con semirremolque función de manera similar a como sería colocar un remolque en tu coche habitual. Estos camiones están formados por una cabeza tractora a la que se le puede enganchar un tráiler de cualquier tipo.

Las cabezas tractoras están preparadas para conectarse con los remolques y así proveerlos de electricidad incluso a veces de potencia para pequeños sistemas hidráulico o neumáticos. El funcionamiento de un camión con semirremolque no es mucho más complicado que esto, ya que son camiones polivalentes y que se especializan según lo que lleven enganchado detrás

La situación más peligrosa que se puede dar a la hora de conducir un tráiler es la conocida como «tijera«. Esto se da cuando el camión frena y el remolque continúa con la inercia, pasándose por delante del camión. Para evitar este peligro, actualmente los remolque llevan frenos que actúan sobre sus ruedas para que así frene a la vez que la cabina. De todas formas es posible que se siga dando este fenómeno en grandes deceleraciones y ahí es donde entra en juego la experiencia y la valía del conductor.

¿Te gustaría sentirte como el conductor de un camión diseñado para zamparse muchos kilómetros? Puedes echar un ojo a estos camiones RC con semirremolque

¿Te gustan los camiones? Entonces por qué no echas un vistazo a alguna de las secciones de nuestra web